Jazz

El Jazz es ante todo improvisación, vida, expresividad, evolución constante. Hablar de Jazz como música afro americana sería simplificar demasiado las cosas ya que es una forma de expresión espontánea. Es libertad, canto de protesta y de marginación. La primera grabación de Jazz se efectuó en 1917, pero la música existía, por lo menos en su estado primitivo, desde hacía 20 años. Influenciado por la música clásica, marchas, Spirituals, Work Songs, Ragtime y Blues y la música popular de la época, el Jazz ya era una forma de música cuando comenzó su documentación. Es probable que inicialmente fuera interpretado por músicos sin formación que tocaban en bandas, desfiles, funerales y bailes de Nueva Orleáns. Es posible pensar que los músicos no tocaban de manera continua las melodías, sino que le agregaban variaciones para mantenerlas interesantes. Buddy Bolden, el primer músico famoso en ser considerado jazzista, formó su banda en 1895, se podría considerar a esta fecha como una simbólica del nacimiento del Jazz. Durante las dos décadas siguientes no existe documentación, si bien se sabe que progresó a pasos lentos. Freddie Keppard sucedió a Bolden como el cornetista de más prestigio, pero fue rápidamente superado por King Oliver. Aunque algunos músicos de Nueva Orleáns viajaron al norte, el Jazz no salió de su lugar de origen hasta la Primera Guerra Mundial. En enero de 1917 un grupo de músicos blancos llamados, sin modestia The Original Dixieland Jazz Band, grabaron un par de temas que no se publicaron. Dos meses después grabaron dos nuevas canciones que tuvieron gran éxito y así el Jazz se convirtió en moda. Pasaron muchos años antes de que se hicieran grabaciones con músicos negros. El año 1932 fue muy importante ya que ese año hizo su grabación debut la King Olivier’s Creóle Band que incluía en corneta a Louis Amstrong y en clarinete a Johnny Dodds. La movilización de los negros del sur de EEUU buscando mejores condiciones económicas también contribuyó a que los músicos de Nueva Orleáns salieran hacia otras ciudades del norte y del este. A principios de los años 20 Chicago se convirtió en el centro del Jazz. Cuando Armstrong se unió a la banda de Fletcher Henderson en Nueva York en 1924, descubrió que los músicos neoyorkinos, aunque técnicamente superiores, tocaban sin la emoción de los sureños. Armstrongn, con sus solos dramáticos y explosivos tuvo una gran influencia al cambiar la manera de frasear solos, abriendo así nuevos caminos de improvisación, lo cual ayudó a la creación del Swing. Durante la segunda mitad de la década del 20 las orquestas con mayor número de músicos y con base en el jazz se hicieron populares y la improvisación colectiva que distinguía el estilo Dixieland se encontró fuera de moda y restringida a pequeños grupos. En 1935 repentinamente se hizo famoso Benny Goodman y una nueva generación demostró que lo que le interesaba era hacer lo que fuera para ignorar la Depresión y pasarla bien bailando con orquestas de Swing. El período de 1935 a 1946 se lo conoce como la era de las Big Bands. También en la misma década Glenn Miller y Artie Shaw vendieron millones de discos y Benny Goodman, Count Basie y Duke Ellington eran nombres reconocidos por el público en general. Lamentablemente esta era de oro de popularidad no duró mucho. Como consecuencia de la evolución continua del Jazz, fue inevitable que avanzara más rápidamente que las preferencias del público. A principios de los 40 muchos de los jóvenes músicos quisieron ir más allá del Swing y desarrollar sus propios conceptos. El saxofonista Charlie Parker y el trompetista Dizzy Gillespie fueron los fundadores principales de un nuevo estilo llamado Bebop o Bop. Una de las características del Bebop era introducir el tema rápidamente para luego iniciar las improvisaciones. Una huelga de grabación entre los años 1942 y 1944, un impuesto prohibitivo a los espectáculos que provocó el cierre de muchos salones de baile, y la creciente acogida del público a los cantantes populares, condenaron a las Big Bands a su extinción. Al mismo tiempo, la eliminación de las pistas de baile en muchos clubes nocturnos convirtió al Jazz en una música estrictamente para ser escuchada. Al ser elevado a nivel de música de arte, el Jazz se aisló del mundo de la música popular y su público disminuyó drásticamente. Sin embargo la decaída comercial no frenó su crecimiento artístico. En los 50 surgió el Cool Jazz, originario de la costa Oeste, daba más énfasis a tonos y arreglos más suaves; y el Hard Bop que incorporó elementos del Soul descartados por los creadores y seguidores del Bebop. Pero con el surgimiento de la Avant Garde o Free Jazz, la música improvisada experimentó el mayor salto, abandonado a aún más seguidores. A mitad de los 60 el Free Jazz estaba lleno de improvisaciones de mucha energía por medio de las cuales se exploraba tanto el sonido como las notas. La década del 70 se reconoce como la era de la fusión, cuando muchos de los jazzistas integraron aspectos del Rock, Rhythm & Blues y Pop con su propia música, recibiendo el inexacto nombre de Jazz Contemporáneo o Acid Jazz. Casi todos los estilos de Jazz siguen activos hoy en día incluyendo al Dixieland, Jazz clásico, grupos de Swing, Bop, Hard Bop, Post-Bop, Avant Garde y varias formas de fusión. La historia del Jazz en Argentina comenzó en 1925 cuando las orquestas de tango empezaron a dedicar parte de su repertorio a esta música, como Francisco Canaro y Roberto Firpo entre otros. En 1930 el Jazz había adquirido popularidad y aparecieron los programas radiales Síncopa y ritmo y Jazz al día. Las mejores orquestas argentinas fueron Santa Paula Serenaders, Rene Cóspito, Eduardo Armani, Los Dixie’s Pal y The Blackbirds, entre otras. El Jazz ha pasado a ser una música internacional aunque su evolución se ha hecho más lenta durante los últimos 20 años. Hoy no es evidente la dirección en que irá el Jazz en el futuro pero podemos apostar que mientras existan grabaciones, junto con la necesidad de autoexpresión, el Jazz sobrevivirá.

http://www.youtube.com/get_playerhttp://www.youtube.com/get_playerhttp://www.youtube.com/get_player

About demasiadasnoches

Programa de radio que se emite en FM Inolvidable
This entry was posted in Jazz. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s