Salsa

El alumbramiento de este genero tiene unas raíces largas y profundas que alcanzan a Cuba, Puerto Rico, Venezuela y Colombia y cuyo tronco aflora en Nueva York y Miami. Existe cierta reivindicación cubana sobre la denominación. Se basa en que el cubano Ignacio Piñeyro interpretaba en 1933 la canción “Échale salsita”, que además de introducir la trompeta por primera vez en el Son, sirvió para que este elemento culinario se colara en la música bailable caribeña. No hay una continuidad entre esa aparición inicial y la utilización de la palabra Salsa como denominación de un determinado género. También se menciona que la primera vez que una persona usó el término Salsa para referirse a este género musical fue un DJ de radio venezolano llamado Phidias Danilo Escalona. Otra versión menciona a Johnny Pacheco, un líder dominicano que realizó un álbum llamado “Salsa Na’Ma”. En realidad palabras como salsa, azúcar, sabor, se han utilizado en la música caribeña como una interjección para poner un acento de expresividad. De esa forma de uso surgió el bautismo de una música de hondos orígenes cubanos transformada y reelaborada en los barrios hispanos de Nueva York. La denominación de Salsa como un género musical fue un afortunado hallazgo comercial de la discográfica “Fania Records”, al principio de los 70 en Nueva York. Es conveniente resaltar que Salsa es básicamente una denominación genérica para ritmos y estilos muy variados como Mambo, Cha cha cha, Rumba y Son cubanos, y también influencias de otros países como Puerto Rico, Colombia y Venezuela, En los años 40 y 50 durante el apogeo de las Big Bands norteamericanas, los músicos cubanos fueron influenciados por sus vecinos del norte. En algunos sones se parafraseaban melodías de Jazz norteamericanas y en las formaciones tradicionales se introdujo una sección de vientos siguiendo el ejemplo de bandas de Miller, Basie o Kenton. Las influencias son bidireccionales ya que Dizzie Gillespie o CharJie Parker introdujeron percusiones e incluso percusionistas cubanos en sus bandas. Los norteamericanos en general no son remisos a aceptar los nuevos ritmos cubanos. Primero triunfó el Mambo y luego el Cha cha chá. Benni Moré, Pérez Prado, Tito Rodríguez y el portorriqueño Tito Puente encontraron su lugar en Nueva York que tiene en la calle 52 a la meca de la música latina, el “Palladium Danceball”. Por esa época la Habana estaba repleta de turistas norteamericanos que recalaban en los night clubs, controlados por la mafia que planeaba trasladar su paraíso artificial de Las Vegas allí para eludir la presión fiscal y policial que se cernía sobre ellos en EEUU. Luego de la revolución del 59 y el exilio de músicos cubanos a EEUU se produjo una separación entre el desarrollo musical de los dos países. Esta separación causó un debate sobre la terminología que se utilizaba para describir la música de origen cubano en EEUU. La palabra “Salsa” creó mucha controversia desde su creación a principios de los 70. Muchos músicos cubanos insistían que la Salsa no existía, sino que era el Son cubano disfrazado con propósitos comerciales, pero la Salsa creó un impacto mundial que terminó dándole legitimidad. Ni siquiera el bloqueo supuso el fin de la influencia cubana sobre la música de Nueva York ya que fueron muchos los músicos que salieron de Cuba y se instalaron en Nueva York o en Miami y en EEUU crearon algo realmente nuevo y distinto de lo que se tocaba en Cuba. Se puede observar el desarrollo de varias formas musicales que emergieron en EEUU: la Salsa en la costa este, que es la música cubana post-revolución que incluye la música bailable, el Jazz, la Nueva Trova y la Timba; y en la costa oeste el Jazz y la fusión latina, incluyendo al Rock latino La Salsa se toca en tiempo común, lo que significa cuatro golpes en cada compás. La música se toca en frases de dos compases, formando una suma de ocho golpes que se tocan con un tambor alto llamado conga. La instrumentación más importante en la Salsa es la percusión, que se toca con amplia variedad de instrumentos como claves, campanas, timbales y congas. De estos instrumentos es más importante y el que marca el criterio más fuerte para definir a una pieza musical como Salsa es la clave, que se toca golpeando un palo contra otro. Aparte de la percusión, una variedad de instrumentos melódicos son comúnmente usados como acompañamiento, como guitarras, trompetas, trombones, pianos y otros dependiendo de la interpretación del artista. Normalmente las canciones con un tiempo medio se consideran Cha cha chá, mientras que las de un tiempo alto suelen ser consideradas Salsa, pero no hay un punto o velocidad exacta. Basta con decir que cuanto más rápida sea la canción, hay más probabilidad de que sea Salsa. EJ sello “Fania Records” introdujo muchos de los primeros cantantes y músicos de la primera generación al mundo. Fundada por los músicos Jhonny Pacheco y Jerry Masucci, la ilustre carrera de Fania comenzó con Willie Colón y Héctor Lavoe en 1967. En la década del 70 desde Nueva York, la Salsa se expandió rápidamente a Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, México, Venezuela y oíros países vecinos. Músicos y cantantes como Tito Puente y Celia Cruz solidificaron sus nombres no solo en hogares latinos norteamericanos sino en todo el Caribe. Después vinieron grupos como El Gran Combo y The Apollo All Stars con Roberto Roena. En esta década se vieron muchas innovaciones, Larry Harlow introdujo el piano eléctrico, Yomo Toro introdujo el cuatro portorriqueño mientras que vocalistas como Celia Cruz y Soledad Bravo adaptaron canciones brasileñas aJ género. Otros artistas destacados en los 70 fueron Ray Barreto, Rubén Blades, Eddie Palmieri y Típica 73. En la década del 80 “Fania Records” dejó de ser el líder de la Salsa, debilitado por TH-Rodven y RMM. Esta fue una época de diversificación de cómo la Salsa evolucionó en la dulce y suave romántica con letras que hablan de amor y romance. Finalizando ésta década la Salsa fue influenciada por el Rap y se agregaron secciones de trombones. Se expandió así a México, Perú, Argentina, Europa y Japón. En Colombia se le agregó influencias de la cumbia. El cubano Roberto Torres inventó la charanga-vallenata haciendo de Miami un centro salsero. Esto ayudó al lanzamiento de la carrera de Gloria Estefan que ayudó a inventar el sonido de Miami. La Salsa de Venezuela también se volvió popular, especialmente Oscar de León. En 1990 el nacimiento de la Salsa cubana se conoció como Timba y se volvió popular a través del mundo. Otra forma de Salsa cubana es el Songo-Salsa con mucho rapeo. Muchos artistas latinos como Marc Anthony y Gloria Estefan rompieron las barreras ingresando al mercado anglo-americano del Pop con éxitos latinos, usualmente cantados en inglés. Las más recientes innovaciones de éste género incluyen híbridos como Merengue-House y Salsa-Merengue. Desde mediados de los 90 los artistas africanos también han estado muy activos a través del súper grupo Africando, donde se mezclan músicos africanos y neoyorkinos, junto a cantantes africanos como Bambino Diabate. Ricardo Lemvo, Ismael Lo y Salif Feita. En Miami la Salsa representa el activismo político de derecha cuyo deseo es una Cuba sin Fidel Castro. Llegando el Siglo XXI la Salsa no deja de evolucionar y de recibir nuevas influencias llegando a todos los rincones del planeta.

http://www.youtube.com/get_player

About demasiadasnoches

Programa de radio que se emite en FM Inolvidable
This entry was posted in AMERICA DEL NORTE, EEUU. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s